Spanish English French German Italian Portuguese Russian

(Traducción automática)

Los pasos de los Pirineos se aproximan al colapso

Los Pasos de los Pirineos se aproximan al colapso

El actual ritmo de crecimiento del tráfico por carretera entre España y Francia ocasionará problemas importantes en las redes viarias de ambos países en pocos años

Según el Observatorio Hispano-Francés de Tráfico en los Pirineos, durante la pasada década la carretera captó el 82% del incremento del transporte de mercancías entre la Península Ibérica y el resto de Europa

Madrid, 9 de octubre de 2002.- En los últimos diez años prácticamente se han duplicado los intercambios comerciales de la Península Ibérica (España y Portugal) con el resto de la Europa Comunitaria, siendo la carretera el modo que ha absorbido la mayor parte de este crecimiento, un 80%.

De seguir esta tendencia -y todo apunta a que, al menos, se mantendrá-, los Pasos de los Pirineos estarán colapsados en pocos años. A esta preocupante conclusión llega un reciente informe del Observatorio Hispano-Francés de Tráfico en los Pirineos (OTP), un organismo creado a partir de los acuerdos adoptados en la Cumbre de La Rochelle (1998) entre el Ministerio de Fomento de España y el Ministère de l'Equipement des Transports et du Logement de Francia.

Durante los años 1991 a 2000, el volumen de mercancías transportadas entre la Península Ibérica y el resto de Europa se ha visto incrementado en todos los modos: la carretera en un 140%, el transporte marítimo un 41% y el ferrocarril un 32%. En este contexto, la carretera aparece como el modo dominante, con el 52% de la cuota de mercado, mientras que el transporte marítimo posee el 43%, y el ferrocarril el 5% restante.

Asimismo, en el año 2000 atravesaron la frontera pirenaica, por sus distintos pasos, unos 17.000 vehículos pesados al día, 6.000 más que los que transitaron entre Francia y Suiza hacia Italia a través de Los Alpes.

Las regiones peninsulares que generan un mayor tráfico de mercancías por carretera con destino a Francia son Cataluña y el País Vasco, seguidas de Valencia y Andalucía. En el lado francés, son de las regiones pirenaicas (Aquitaine, Languedoc-Roussillon y Midi-Pyrénées) de las que procede la mayoría del tráfico de mercancías por carretera hacia la Península Ibérica, así como de las Islas de Francia, Ródano-Alpes y Provenza-Alpes-Costa Azul.

Asimismo, numerosas regiones europeas generan movimiento de mercancías por carretera hacia la Península Ibérica a través de Francia, como las alemanas de Westfalia, Baden-Wütemberg y Baviera, y las regiones de Italia del Norte.

Desde España, los intercambios de bienes hacia el resto de Europa por la frontera pirenaica suelen tener como destino Westfalia, Lombardía, Baden-Wütemberg, Gran Bretaña y regiones de los Países Bajos y Bélgica.

Actualmente, son seis los itinerarios por carretera a través de los Pirineos que habitualmente utilizan los vehículos pesados:

Donostia - San Sebastián - Irún (A-8) / Hendaye (Biriatou) - Bayonne (A-63)
Pamplona - Roncesvalles (N-135) / St. Jean Pied-de-Port - Orthez (D-933)
Huesca - Somport (N-330) / Somport - Pau (N-134)
Lleida - Vielha (N-230) / Fos - Montrèjeau (N-125)
Barcelona - Puigcerdà (A-18 + C-16 + N-260) / Bourg-Madame - Toulouse (N-20)
Barcelona - La Jonquera (A-7) / Le Boulou - Perpignan (A-9)

A pesar de ello, más del 90% del tráfico transpirenaico se concentra en los dos pasos costeros, Irún y La Junquera, siendo irrelevante en la actualidad el tráfico canalizado por el resto de pasos pirenaicos interiores.

En sus tres años de funcionamiento, el Observatorio Hispano-Francés de Tráfico en los Pirineos ha podido constatar, pues, el papel dominante de la carretera en las relaciones comerciales a ambos lados de la Cordillera Pirenaica, y el estancamiento del tráfico de mercancías a través de los modos ferroviario y marítimo.

Las previsiones más optimistas del organismo bilateral apuntan a una evolución similar a la registrada en los últimos nueve años, durante los cuales el modo carretero ha captado el 82% del crecimiento de los intercambios, el modo marítimo el 16% y el ferroviario el 2%.

Es más, en las próximas dos décadas y en el contexto de una Unión Europea ampliada, se prevé la duplicación del volumen de mercancías transportadas y, por lo tanto, existirá la necesidad de redistribuir entre 100 y 120 millones de toneladas suplementarias.


"Carreteras para una nueva geografía. La integración de un espacio único europeo"

Con este lema, la XXIV Semana de la Carretera, V Encuentro Nacional de la Carretera, profundizará, los próximos 14 al 18 de octubre en Pamplona (Navarra), en las cuestiones descritas más arriba.

Expertos llegados de todo el país, además de técnicos procedentes de Francia, Portugal y Marruecos, y de la propia Comisión Europea, abordarán la nueva configuración del mapa carretero en el entorno europeo, prestando especial atención a las comunicaciones transfronterizas y, en concreto, a la situación actual y futura de los pasos de los Pirineos.

En este sentido, el debate tendrá todos los ingredientes necesarios para comprender y encontrar soluciones al cóctel de la "permeabilidad" transpirenaica. Por una parte, la visión europea, la de la barrera orográfica a salvar para descongestionar los extremos, en función de las necesidades de movilidad de la economía de todo un continente. Pasando por la visión ibérica (España y Portugal), que aboga por una mejora de la red viaria como pilar del acceso al mercado europeo en condiciones de competitividad similares a las de nuestros socios comunitarios. La visión gala, en la que entran en escena, obviamente, preocupaciones distintas a las peninsulares. La visión de la población local, lógicamente interesada en ser accesible al turista, pero también por acceder a los servicios que aún faltan. Para llegar a una visión ecologista, que existe y no es desdeñable, y que prioriza las necesidades del entorno frente a cualesquiera otras.

La XXIV Semana de la Carretera está organizada por la Asociación Española de la Carretera (AEC), con el patrocinio del Departamento de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones del Gobierno de Navarra, el Ministerio de Fomento y el Ministerio del Interior, y la colaboración del Ayuntamiento de Pamplona, Caja Navarra, Navarra de Empresas de Construcción, la Asociación Navarra de Empresas de Construcción de Obras Públicas, la Cámara de Comercio de Navarra, los Colegios de Caminos, Canales y Puertos e Ingenieros Técnicos de Obras Públicas de Navarra, la Asociación Nacional de Fabricantes de Cales y Derivados de España, y las empresas Brisa -portuguesa- y Agengoa Sainco Tráfico -española-.

Asociación Española de la Carretera
Goya, 23 - 4º dcha.
28001 - MADRID (España)
Tel.: (34) 91 5779972
Fax: (34) 91 5766522
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en:

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política